abraham zunzunegui


Boccherini como ejemplo de compositor magistral de fugas

Según Francesco Galeazzi

Jun 17, 2016 • Abraham Zunzunegui

Un compositor que me resulta imprescindible es Luigi Boccherini (1743-1805), italiano de nacimiento y español de adopción, contemporáneo de Mozart y al mismo tiempo poseedor de un estilo propio e inconfundible. Hablar de Boccherini como compositor preferido puede resultar extraño, tanto como la referencia que acabo de encontrar en un libro publicado en vida del mismo Boccherini.

Francesco Galeazzi (1758-1819) es un teórico y compositor que publicó un doble tratado de violín y composición musical en una misma obra compuesta por dos volúmenes aparecidos en 1791 y 1796 respectivamente. El segundo volumen (1796) es el que trata sobre armonía, contrapunto y en general sobre la composición musical, siendo uno de los primeros tratados modernos sobre dichas materias.

A fecha de hoy Galeazzi está en el olvido, como también su tratado, aunque una traducción reciente al inglés ha invertido de forma tímida la situación. En los círculos académicos -que cada cual lo entienda como más guste- ahora se le considera una figura clave, al menos para aquellos profesores que se han enterado de su existencia.

Leyendo su tratado no puedo decir que me sorprenda encontrar referencias a su compatriota Boccherini, como también las hay a Haydn en mayor número, así como a otros compositores contemporáneos. Es de notar la ausencia de Mozart en las referencias musicales de Galeazzi, lo cual nos da una idea ya conocida de cómo Haydn era un figura internacional mientras el nombre de Mozart tenía un alcance limitado.

En el Tomo secondo de los “Elementi teorico-pratici di musica”, parte quarta “d'Degli elementi del contrappunto”, sezione prima “Dell’ armonia”, articolo XXII “Della Fuga”, sección 338, ahí mismo, Galeazzi dice lo siguiente:

Fragmento de la publicación original en italiano donde Galeazzi cita a Boccherini como ejemplo magistral de compositor de fugas.
Fragmento de la publicación original en italiano donde Galeazzi cita a Boccherini como ejemplo magistral de compositor de fugas.

Original en italiano:

Ora questo è apunto il vero carattere della Fuga: quanto alle Composizioni del Divino Haydn, dell’umanissimo Boccherini chi non le ravvisa per vere verissime magistrali fughe?

Traducción: En cuanto a las composiciones del divino Haydn y del humanísimo Boccherini, ¿quién no las reconoce como muy magistrales fugas?

Extraño le puede resultar a alguien escuchar citar a Boccherini como compositor predilecto, así como también extraño me resulta a mi que Galeazzi se refiera a Boccherini como ejemplo de compositor de fugas. Investigando el catálogo de Boccherini efectivamente aparecen algunas fugas, las cuales desde luego no ocupan lugar destacado en el mismo, pero bien serán motivo de atención estos próximos días. De Boccherini, tiempo habrá de volver a él una y otra vez.



El retrato que ilustra esta entrada es un dibujo a partir de un busto original de Boccherini, realizado por Étienne Mazas (1840-1927).



Abraham Zunzunegui.

Abraham Zunzunegui / La música como actividad principal, escribir como actividad adicional. En el pasado, elaborar críticas de conciertos de música clásica, así como desarrollar sitios web. A través de Atenúa.com, ofrecer formación en tecnología musical, con un énfasis especial en Cubase y otros productos de Steinberg, así como formación personalizada en estaciones de trabajo musical (DAW), Instrumentos VST, programas de notación musical y técnicas MIDI, orientado a la composición musical.

Email: [email protected]

inicio
contacto